Me gustas tú

Me gustas tú. Adolescentes en la poesía peruana

Antologadores: Eduardo Chirinos y Jorge Eslava

Punto de Lectura (Lima, 2011)

ISBN: 978-612-4587-06-1

Páginas: 167

Precio de venta: 32 soles

«Un libro que sea cómplice de la soledad de los adolescentes», fue la promesa que Jorge Eslava y Eduardo Chirinos hicieron el día de la presentación y tras leerlo podemos decir «promesa cumplida». Me gustas tú desgarra al lector y logra inmiscuirse en lo profundo de su ser; navega por aquellos rincones donde aún yace aquel adolescente conflictuado y los refresca (o fortalece, dependiendo de la edad del lector) con poemas enternecedores y rutilantes.

La antología es un camino que espera ser transitado por ávidos lectores dispuestos a perderse en la experiencia poética, un camino que tiene como meta demostrarle a sus viajeros que la poesía los ha elegido a ellos para poder seguir viva.

¿Por qué adolescentes?

EC: Porque se trata de un grupo mayoritario en términos poblacionales, y desatendido en términos históricos. La adolescencia es vista como una enfermedad pasajera: como están dejando de ser niños y pronto serán adultos, ¿para qué ocuparse demasiado de ellos? No se dan cuenta de que el Perú todavía es un país adolescente, que buena parte de nuestra riqueza artística proviene de chicos y chicas que lidian con esa edad conflictiva en la que son presa de muchas cosas, entre ellas de la poesía.

JE: Es la edad más íntima y atormentada; es la más cercana a la voz existencial de la poesía.

El libro fue descrito como un intento de que la poesía volviera a la escuela. ¿No sería más acertado decir que es un intento porque la poesía vuelva a los adolescentes?

EC: Esa descripción que mencionas es sólo una de las descripciones posibles.  En la mayoría de las escuelas, la poesía está presente en su forma más aburrida y acartonada, como un fastidioso capítulo que hay que aprender para pasar rápido la hoja y salir a la calle… o a las lecturas secretas de las cuales se alimentan los adolescentes. No es un intento de devolver la poesía a los adolescentes porque nunca se fue de ellos.

JE: Desafortunadamente, en el país, la lectura está vinculada a la escuela. No para que vuelva la poesía (que nunca estuvo), sino para que se quede. Ingresar a los jóvenes en sus ámbitos habituales (el fútbol, la música, el cine…) necesitaría de una gran cruzada cultural. Aunque la escuela sesga y censura, es el canal más propicio para leer literatura.

La recopilación ha durado 25 años. ¿Qué cambios en la forma o en la temática han encontrado en los poemas con el pasar del tiempo?

EC: El proyecto se gestó hace 25 años, es verdad, pero el trabajo recopilatorio no tiene más de tres. Recuerda que no resido permanentemente en el Perú, vengo un par de veces por año, y reunirme con Jorge Eslava para intercambiar lecturas y organizar los poemas fue una experiencia sumamente grata y emocionante. Sobre todo porque los poemas supieron saltarse cualquier cronología (e incluso cualquier biografía) demostrando que con el paso del tiempo las preocupaciones son básicamente las mismas.

JE: No es que el proceso de selección haya tardado tanto, sino que el proyecto nació y se arrinconó esperando su oportunidad. Me gustas tú ha terminado siendo un libro desgajado de Loco amor (publicado hace años), es su versión más vitalista e irreverente.

¿Qué se busca en un poema para que deba ser parte de una antología?

EC: Que forme parte de una historia que narre la experiencia de cualquier chica o chico peruano que se deja seducir por el lenguaje y se convierte en escritor de poemas. Además, claro, que sea un buen poema, de esos que a todos nos hubiera gustado leer en nuestra soledad adolescente.

JE: Toda antología responde a los gustos del responsable; no quiero decir que tenga un sentido caprichoso, sino que debe ser consecuente con ciertos criterios e intereses.

¿Qué se desea transmitir con este poemario?

EC: Nunca he escrito ni antologado ni traducido poemas esperando «trasmitir» algo. Pero si algún chico o chica tiene en sus manos ese libro, y se descubre a sí mismo en alguno de sus versos hasta el punto de animarse a escribir los suyos propios, Jorge y yo nos daríamos por bien servidos.

JE: Que el lector se sienta acompañado…

La poesía es para ti una manera de expresar emociones profundas, remecer al lector, comunicarte con él, escapar…

EC: Lo que se llama «emociones profundas» tienen mejor cauce en las confesiones personales cara a cara o en los confesionarios. Uno escribe el poema y ya. Y de escapar… si se quiere escapar para eso hay mejores medios que la poesía. La verdadera poesía te enfrenta —a veces de manera violenta e inesperada— a aquello que por cobardía o desidia queremos escapar. Las personas que escapan no escriben poemas.

JE: Eso y más. También es una forma de conocerse y comprender el mundo.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Antología, Poesía

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s